Todo a medias

Este es el primer post de los que espero sean muchos referidos a canciones clásicas del swing, que particularmente se han vuelto clásicos para los bailarines de Lindy Hop. No hay una consigna clara sobre cómo abordar cada canción. El objetivo es quererla un poquito más al conocerla un poquito más. Podremos hablar de su historia, de su autor, de la música, de la letra, o simplemente divagar alrededor de ella. Para este primer capítulo elegí una canción que estuvo entre las favoritas de Frankie Manning  y también mía: Shiny Stockings.

Empezamos con lo que la mayoría «oye», que es muy diferente a «escucha», la letra. Por un lado en inglés, la versión original, y por otro la traducción que la acerque un poco más a nuestro cotidiano.

Those silk shiny stockings
That I wear when I’m with you
I wear ‘cause you told me
That you dig that crazy hue

Do we feel the romance
When we go to the dance
Oh no, you take a glance
At those shiny stockings

Then came along some chick
With great big stockings, too
When you changed your mind about me
Why, I never knew

I guess I’ll have to find
A new, a new kind
A guy who digs my shiny stockings, too

Then came along some chick
With great big stockings, too
When you changed your mind about me
Why, I never knew

I guess I’ll have to find
A new, a new kind
A guy who digs my shiny stockings, too
A new guy who digs my shiny stockings, too

Esas medias brillantes de seda
Que me pongo cuando estoy contigo
Me las pongo porque me dijiste
Que te gusta en ese matiz loco

Sentimos el romance
Cuando vamos al baile
Oh no, echa un vistazo
En esas medias brillantes

Luego vino una chica
Con medias geniales también
Cuando cambiaste de opinión acerca de mí
Por qué, nunca lo supe

Supongo que tendré que encontrar
Un nuevo, un nuevo tipo
Un tipo al que también le gusten mis medias brillante

Luego vino una chica
Con medias geniales también
Cuando cambiaste de opinión acerca de mí
Por qué, nunca lo supe

Supongo que tendré que encontrar
Un nuevo, un nuevo tipo
Un tipo al que también le gusten mis medias brillantes
Un nuevo tipo al que también le gusten mis medias brillantes

La canción fue escrita por Frank Foster, miembro de la orquesta de Count Basie por 11 años, en 1955. Y fue uno de los consagrados de la banda y del mismo Foster. Lo curioso es que no cobró las regalías por su autoría hasta el año 2010, cuando ganó el juicio respecto a sus derechos sobre la canción. Cuando le preguntaban por qué no los había reclamado antes, simplemente respondía que no sabía algo mejor que hacer con la cuestión, conociendo como las compañías disqueras se quedaban con miles de canciones, aún de músicos reconocidos. Por suerte el buen Frank pudo salirse de esa estadística al menos por este canción. Otros temas que compuso fueron (“Blues Backstage,” “Down for the Count,” “Blues in Hoss’ Flat,” “Back to the Apple,” “Discommotion,” todo el álbum Easin’ It) 

Decía Foster:  _Escribí ‘Shiny Stockings’ y tuvimos un ensayo en un lugar llamado Pep’s Bar en Filadelfia. Acabábamos de llegar a la ciudad. Todos estaban soñolientos, cansados, hambrientos y de mal humor. Nadie sentía ganas de ensayar. Ensayamos «Shiny Stockings» y sonaba como un montón de notas desordenadas, sólo ruido, y yo dije: ‘Wow, todo el trabajo que puse en esto, y suena tan horrible. Sé que Basie nunca lo tocará. «Y entonces sucedió algo muy extraño. Continuó tocando y todo cobró sentido. Finalmente, lo grabamos y, bueno, es la pieza más conocida que he contribuido al repertorio de Basie.

Y sigue:_Encarna todas las cosas que eran importantes para él. Se construye, empieza suave y termina con una explosión. Deja espacio para que la sección rítmica haga lo que sea que vaya a hacer. Tiene esa escritura de conjunto en la que la banda puede hundir sus dientes y realmente hacer que todo suceda, y un maravilloso solo de trompeta de Thad Jones. Una cosa más: swinguea.

«Shiny Stockings» tiene dos versiones de letras, tanto por Ella Fitzgerald como por Jon Hendricks. Fitzgerald grabó la melodía con sus letras en julio de 1963 en Ella and Basie: On the Sunny Side of the Street. (NOTA: Discazo que escucho mientras escribo/traduzco esto) Hendricks grabó sus letras en enero de 1963 en Recorded in Person at the Trident. Existen grabaciones anteriores. La base de datos ASCAP ACE lista a Foster como el escritor de la versión instrumental y Foster con Ella para la versión vocal. Sarah Vaughan grabó las letras de Fitzgerald en 1964 en Viva Vaughan.

Yo creo que es una canción romántica, si bien parece más referida al despecho que al amor. El piano de Basie empieza diciendo literalmente:_Ey, les voy a contar una historia. Ahí arranca el cuento, hablando de una relación superficial, que termina por razones superficiales. Y aunque la letra refiere que se resuelve de manera simple (y superficial también: un clavo saca otro), en la voz de Ella y la tensión de las notas siento que se percibe el verdadero dolor de la pérdida. Pero este dolor es seguido enseguida por la fuerza del levantarse y seguir, expresada en el tono alegre y potente con el que uno debe encarar un nuevo día. Suenan trompetas que gritan a esas medias que vendieron un posible amor, y se lo cobraron casi de inmediato. Les gritan todo el mal que hicieron a coro, y un solo de trompeta susurra que aún con lo malo seguimos viviendo. El piano de Basie sigue apareciendo  en la historia agregando lo que un narrador experto hace con una historia simple: la hace importante y única.

Para terminar me gustaría ir al objeto en sí de las medias, que formaban parte esencial del atuendo desde los años 20´s. No soy especialista en el tema, otro día podemos hablar de la forma de combinarlas en los hombres, pero les dejo este link interesante, para que se inspiren en vestir «Medias Brillantes». Con mejor suerte también.

Créditos a:  http://www.jazzstandards.com/compositions-4/shinystockings.htm http://www.npr.org/sections/ablogsupreme/2011/07/26/128245676/jazzman-frank-foster-finally-wins-copyright-of-his-most-famous-song

MIMO&Co Hablando de Lindy Hop

MIMO&Co Hablando de Lindy Hop

Desde MIMO&Co nos hacen un mimo, valga la redundancia, con una nota sobre nuestro arte.

Mimo & Co es una marca de ropa, calzado, accesorios y perfumes para chicos de 0 a 12 años. Comenzó en 1965 en la ciudad de Paraná, Entre Ríos. Comenzó con una producción casera de muñecos, y así evolucionó hasta que a mediados de los setenta diseñan su primer vestidito. La ropa de Mimo & Co es práctica, moderna, de calidad, de diseño… Pero sobre todo Mimo es un verdadero estilo de vida!

Aquí la nota en su blog: MIMO MUSIC

¡Gracias!

 

Los pantalones de jogging casi mataron al Lindy Hop – Por Dax Hock

Un famoso Lindy Hopper me dijo una vez, «los pantalones de joging casi mataron al lindy hop».

Ustedes pueden estar pensando … ¿QUEEEÉ?

Sin embargo pensando en ello, cuando el baile del swing tuvo su origen, todo el mundo se vestía bien y trataba de lucir elegante. Era siempre una noche de fiesta, como mínimo. Entonces la expresión «Los pantalones de jogging casi mataron al Lindy Hop» puede sonar completamente ridículo, pero he estado pensando en ello recientemente.

Permítanme contarles mis comienzos. Recuerdo vívidamente el primer baile al que me invitaron. Yo había aprendido ya algunos movimientos en mi escuela secundaria en «El club de Swing» y ahora era el momento de ir a bailar. Sin embargo, hubo un gran problema. No pude ir porque no tenía nada de ropa vintage. Suena gracioso. Realmente no fui, hasta que la próxima semana me vi obligado a comprar unos pantalones de vestir, tiradores y zapatos. Ridículo… e impresionante a la vez, ahora que lo pienso. No específicamente por los tiradores, pero hubo un momento en el que realmente había que pensar qué ponerse. El atuendo importaba y la presión social combinada con la imagen del Swing en general, hizo que la gente se preocupara en cómo salía.. Entonces todo cambió.

Si ustedes ya han estado bailando durante un tiempo, es posible que recuerden años atrás cuando las personas usaban pantalones de jogging en los bailes sociales. ¡Lo recuerdo, porque yo solía usarlos! (NOTA DEL TRADUCTOR: El autor bailaba en EE.UU.)

Fue hasta hace no mucho la época en que los bailes sociales se empezaron a realizar en estudios de danza, porque los lugares «reales» estaban echando a los Lindy Hoppers por traer botellas de agua sin consumir. Me sorprende que no hayamos terminado sobre colchonetas de yoga y sesiones de elongación al final de la noche, hablando de cómo la única parte importante del baile, es lo que se siente.

¿Qué pasó?

¿Por qué muchas personas dejaron de vestirse bien? ¿Por qué yo dejé de vestirme bien? Obviamente muchos continuaron manteniendo la elegancia del Swing, pero eran los menos. ¿Qué generó la disminución de la moda swing? ¿Cómo sucedió todo esto? Realmente no lo sé, pero yo especulo que quizás tantos talleres, con 5 horas de clases al día, hicieron que la gente  empezara a vestirse con ropa deportiva. Muy bien, pero este tipo de mentalidad de «lo primero es el confort” comenzó a llegar a las noches sociales. Pronto la línea entre lo que era apropiado se volvió borrosa cuando se trataba de estilo. Personalmente, sé que también empecé a centrarme más sólo en el baile, y no de lo que el baile formaba parte. Creo que esto sucedió para muchas personas. Nos volvimos tan centrados en el Lindy Hop como sólo un baile, que olvidamos el cuadro más grande de Jazz. Su Cultura, Música, Moda e Historia.

Realmente creo que esto afectó mi baile, y probablemente el de un montón de otras personas. Con este enfoque más informal respeto a lo que vestíamos, llegó un enfoque más informal también a la forma en que bailábamos, y cómo lucíamos mientras bailábamos, y los tempos que se preferían bailar. La música con más groove pronto predominó, y el swing con strech murió, bailar charleston no era «cool», y por la música en vivo no valía la pena pagar 5 $ extra.

¿Es la moda parte de cómo comprender el baile?

Ojalá hubiese reaccionado antes respecto de la forma de vestirme. Todo comenzó a hacer clic cuando cuando me di cuenta de que Lindy Hop era parte de algo más grande … que había más en el baile, que sólo aprender a bailar bien.

El Lindy Hop, si se retiran las influencias que estaban presentes cuando fue desarrollado originalmente, es torpe y carente. Cuanto mejor es mi baile, más me gusta escuchar mejor música. Al escuchar mejor la música, mejor es mi baile. Como me muevo mejor y mi swing es más fuerte, más quiero vestir más vintage. Como empiezo a vestir más vintage empiezo a moverme mejor y a “swinguear” más fuerte. Es curioso cómo todo esto se une.

Mi Lindy Hop es mucho más completo ahora que:

1) Visto mejor.

2) Toco swing en mi guitarra.

3) Escucho mejor música.

4) Veo clips más viejos de los años 20, 30 y 40.

Por fin puedo ver cómo funciona todo en conjunto y se alimenta mutuamente. En los últimos años, me he vuelto mucho más interesado en todas las cosas involucradas; mirando más allá de la técnica del baile.

Así, en caso de que no hayas captado el mensaje; ser elegante es cool, ser Vintage es cool. Incluso creo que puede ser una parte fundamental para la mejor comprensión del baile.

Si mi armario hubiese progresado junto a mi baile en los últimos 10 años estaría perfecto, por desgracia no es así,y ahora estoy teniendo que ponerme al día. Me gustaría poder volver atrás en el tiempo y vestir bien, para que todas las fotos que andan por ahí no parezcan tan tontas.

¡Más y más personas están vistiéndose  bien!

Durante estos últimos años, veo más y más personas que traen estilo a su Lindy Hop. También estoy empezando a reconocer a las personas que han mantenido la influencia del estilo Vintage viva durante todos estos años, y lo han llevado a niveles respetables. No estoy diciendo que ustedes deben vestir vintage, pero si piensan que el lindy hop se ve mejor usando una remera y jeans, en lugar de alguna vestimenta mínimamente elegante … Les pido que piensen de nuevo. ¿Los Nicholas Brothers serían una leyenda si hubiesen vestido pantalones de jogging? ¿El documental Spirit Moves sería tan increíble si llevasen ropas cómodas de poliéster y ojotas Adidas? ¿Hellzapoppin en jeans y remera? ¿En serio…?

Hora y Lugar: Hay un tiempo y lugar para todo atuendo. Si ustedes pueden “rockear” vistiendo de esa manera, háganlo. Sólo tengan en cuenta que, no hay que dejar que la vagancia les gane; yendo a bailar una décima parte de lo bien que que podrían salir, con un poco más de esfuerzo.

Un guiño rápido a Peter Loggins, que es el ícono masculino de la moda en el baile de Swing. Ustedes nunca lo encontrarán en un traje barato. Pueden recorrer cada foto suya a través  del tiempo que ha estado bailando, y verán que siempre vistió así. Él me ha inspirado en gran medida a poner todo estos conceptos juntos. ¡Gracias Peter!

Dax Hock

NOTA DEL TRADUCTOR: este es un artículo escrito en 2011 por el bailarín profesional de Lindy Hop Dax Hock. Lo hemos traducido para dar inicio a una serie de posts referidos a la moda vintage, que forma parte de la cultura del Lindy Hop.

Para más información sobre Dax visiten www.daxandsarah.com o su escuela virtual www.rhythymjuice.com