Estilos Roots

“Cuando la música cambia el baile también cambia” (Proverbio Africano)

Lo que no cambia es lo primitivo del baile, y de su esencia exclusivamente humana. Desde la semilla del primer tambor, hasta la hoja de un beat sintetizado , el árbol de la música que nos mueve es uno solo. Cada rama a su manera es raiz de la siguiente. Por eso creemos en lo lineal de la evolución y el cambio, pero en lo circular de la reinterpretación de los cuerpos que festejan la vida. Empezando en la tierra y el folklore africano, pasando por el swing de bronce y madera, hasta el baile urbano, electrónico y rapaz, en Swing City honramos este regalo primitivo que es bailar. Bailamos sin que nada nos diga cómo, excepto la inspiración y cultura de lo que nos viene desde antes.

HISTORIA

Es un estilo de baile popularizado en los años 70 y que se baila con música FUNK. Se caracteriza por los movimientos de brazos y piernas a gran velocidad y Stops energéticos, los cuales se convirtieron en técnicas de gran desarrollo hasta el día de hoy para muchas danzas. Fue desde sus orígenes una danza de show, entretenimiento y diversión para los espectadores.

HISTORIA

El House Dance nace a partir del surgimiento de la música House en los 80s y pertenece a las danzas de la cultura Hip Hop y el Street Dance de hoy en día. Tiene sus orígenes en los clubes nocturnos de Nueva York y Chicago, siendo en esencia una danza completamente de fiesta y diversión, a partir del freestyle (improvisación) teniendo sus raíces en diferentes danzas afroamericanas y latinas como el Swing, Tap, Salsa, Hip Hop dance y Capoeira. Una de sus principales características es la complejidad de sus footworks (trabajo de pies).

HISTORIA

El Waacking es un estilo que nace en los años 70 en las discos gays de Los Ángeles. Tomando la música de Divas Disco e inspirándose en actrices como Marilyn Monroe o Greta Garbo, se genera este estilo que se basa en el drama y la musicalidad. Se caracteriza por su técnica de brazos veloces y elegantes y por ser altamente performático.

HISTORIA

El Breaking, o BREAK DANCE, es conocido como la primera danza del Hip Hop, ya que sus orígenes están conectados directamente con el nacimiento de esta cultura y sus fiestas en el Bronx (Nueva York) en el año 1973. Durante estas fiestas los bailarines, que ya ejecutaban los primeros Top Rocks, comenzaron a descender al suelo y hacer movimientos de gran agilidad y energía, creando este nuevo estilo. Los primeros footworks (trabajo de pies) luego evolucionaron en los power moves (movimientos poderosos).
Esta danza fue tomada y difundida por las grandes pandillas de Nueva York quienes la usaban como medio de expresión y competencia.

Los orígenes del Popping datan de mediados de los 60 en California. Emerge de una mezcla de danzas sociales y del “juego” de imitar a los robots que aparecían en los primeros films y shows televisivos de la época.
La mayor parte de sus técnicas se llevan a cabo a través de una gran conciencia y disociación corporal. Algunos de sus conceptos se basan en la imitación de espantapájaros, robots, animales, etc., combinados con una gran musicalidad, por lo que es difícil que este estilo no te llame la atención.

El Hip Hop Dance nace con la aparición del Rap y los breakbeats en la ciudad de Brooklyn (Nueva York). Se forma como una conglomeración de técnicas y conceptos del Popping y del Breaking (conocido también como Breakdance), y las diferentes danzas sociales de fiesta que se gestaban en esa época con la música Funk y el Disco, las cuales tomaban pasos de las danzas sociales más antiguas del Swing. Su momento de mayor popularidad fue en los 90, con la aparición de este baile en los videoclips de los raperos de la época.
Su principal cadencia de movimiento es el BOUNCE (rebote) naturalmente conectado con el Groove del Rap de los 90, teniendo una fuerte esencia de freeestyle (improvisación) e intercambio espontáneo entre los bailarines.

Las clases tienen una duración de 2 horas con percusión en vivo.
El taller propone un acercamiento a las danzas de la costa oeste de África, principalmente de Guinea, tanto en su estilo tradicional como en el formato moderno (estilo ballet).
Estas danzas se caracterizan por su alto despliegue de energía, su precisión, disociación, fuerza, resistencia y por sobre todo, la comunicación con la música.

El taller propone trabajar el entrenamiento físico y rítmico, la consciencia corporal y la composición coreográfica.
Las clases están abiertas a todas las personas que quieran acercarse a esta bellísima cultura. No se necesita experiencia previa.